viernes, 27 de noviembre de 2009

Sobre el proceso creativo

Cuando dibujo me voy siempre al mismo lugar de mi conciencia, un lugar parecido al del dibujo. Como buen santafesino la llanura es la forma de mi paisaje, sumados el río marrón y las barrancas para sentarse a tomar unos mates. Entonces el proceso de dibujar consiste en tomar el lápiz, mirar la hoja, cebar un mate y de alguna manera irme a ese lugar desde donde no se ve nada, o mejor dicho, donde no aparece ningún personaje, ninguna situación, ninguna historia, solamente está la conciencia de mi conciencia o alguna de esas cosas raras que suelen decir los filósofos o los psicólogos. Ahí estoy en esa llanura que bien puede ser la hoja vacía, pero para hacerlo más poético y acompañado de un lindo dibujo, lo tuve que hacer así; como decía, en ese lugar de calma donde no hay que pagar la luz, el gas, Internet, no hay colectivos, ni estudiantes saliendo de la escuela a los gritos, en ese lugar donde no hay nada es donde me concentro y de un momento a otro, en ese mismo lugar, aparece alguien o algo que no tiene que estar ahí (pensemos en un tren, en un espadachín, en una mujer con antojos de helado de chocolate con almendras o en Kurt Cobain que me pide un cigarrillo a pesar de que sabe que hace mas de un año que no fumo) sea lo que sea que aparece en ese mundo, no tiene nada que hacer ahí y es en ese momento que se genera el conflicto: “esto no tiene que estar acá, esto tiene que estar en otro lado”, la tensión de ese personaje o esa situación da como resultado cualquier relato corto, cualquier ocurrencia absurda, cualquier cosa que parezca poco creativa, lo que sea, deben saberlo, proviene de ese lugar en el que la conciencia de mi conciencia toma mates con el cuaderno a su lado, siempre lista para sacar al primero que venga a perturbar su calma.

6 comentarios:

Soledad Ezcurra dijo...

me pregunto que hariamos si no tuviesemos forma de ubicar en algun lado esas cosas que perturban nuestra calma. menos mal que dibujamos.

Mundo Mundaca dijo...

Si me prometes que no encunetro a nadien y que nada perturba..ningun sonido..me cambio para alla,ni que sea del otro lado del rio..para no molestar-te!

linda ilustracion..perturbador relato.
Abrazos
yasmin

Mar dijo...

Buen relato, gracias por compartirnos tu proceso creativo ^^

Polanesa dijo...

Quiero decirte algo pero no sé bien qué. La consciencia de mi consciencia se quedó sin yerba.

Gracias, qué se yo.

maria dijo...

Envidio este lugar...buscaré el mío.^-^.Me gusta mucho.

Badanita dijo...

Qué lindo esto que has escrito !!!
Gracias por compartir algo tan tuyo, tan íntimo.

Seguirè disfrutando de tu ARTE !